Shanghái Sanghai

Indice:
-Introducción
-Toponomia
-División administrati
va
-Historia
-Política
-Geografía
-Demografía
-Economía
-Cultura
Introducción:

La Municipalidad de Shanghái es la ciudad más poblada de China y una de las más pobaladas del mundo con más de 20 millones de habitantes. Situada en China del Este, Shanghái yace en el delte de río Yangtsé, centrada en la costa del mar de la China Oriental y es administrada al máximo nivel con la categoría de municipalidad bajo jurisdiccón central.

El área donde se sitúa la ciudad fue colonizada y asentada por los refugiados que huían de los mongoles hacia el 960-1126 d. C. Antiguamente se dedicaba a la pesca y textiles pero su importancia creció en el siglo XIX gracias a su localización estratégica como puerto de mar y por ser forzada a abrirse al tráfico internacional por el Tratado de Nankín en 1842. Shanghái fue floreciendo como eje comercial entre China y las potencias coloniales y como nodo financiero y comercial a partir de 1930. La población occidental comenzó a abandonar la zona a comienzos de la Guerra del Pacífico en 1941hasta que finalmente, tras la revolución y guerra civil, en 1949 la actividad de Shanghái se redujo considerablemente dejando de recibir inversión extranjera. Con las reformas económicas durante la década de los 90, Shanghái experimentó un espectacular crecimiento financiero y turístico, siendo sede de numerosas empresas multinacionales y vanguardistas rascacielos. Actualmente es el mayor puerto del mundo por volumen de mercancías.

La ciudad es un destino turístico por sus monumentos como el Bund, el Temlo del Dios de la Ciudad, los rascacielos del Pudong y como centro cosmopolita de la cultura y el diseño, por otro lado acogió la Exposición Universal de 2010 sobre el urbanismo del futuro. A día de hoy Shanghái es descrita habitualmente como la «pieza estrella» de la economía de mayor crecimiento del mundo inmersa en una competición con Hong Kong por convertirse en la mayor urbe de China.

Administrativamente, Shanghái es una de las cuatro municipalidades de la República Popular China administradas directamente por el gobierno central del país. Shanghái es la capital económica de China. Ocupa una superficie de 6.340 km². La lengua local no es el mandarín, sino el shanghainés, una variedad de chino wu.


Toponomía:

Los dos sinogramas de Shanghái significan literalmente ‘arriba, sobre, o por encima’ y ‘mar’, respectivamente. La primera mención de este nombre data de la Dinastia Song (siglo XI), momento en el que en la zona ya existía una confluencia de ríos y una ciudad con ese nombre. La interpretación local oficial dice que se refiere a ‘el tramo alto del mar’. Algunos historiadores chinos han concluido que debido a los cambios en la línea costera y el nivel del mar durante la dinastía Tang, Shanghái se hallaba literalmente sobre el mar. Sin embargo, otra lectura, sobre todo en mandarín, añade el sentido de ‘ir hacia el mar’, algo coherente a su estatus de puerto marítimo. Al voltear los sinogramas resulta Hǎishàng un topónimo más poético usado a menudo en relación a las artes y gastronomía shanghainesas.

Shanghái es abreviado en chino como Hù aunque otro alias común es Shēn. El primero deriva de un antiguo nombre del Río Wusong, Hu Du, mientras que el segundo proviene del nombre de Chunshen Jun, un noble local y venerado héroe del Reino Chu en el siglo III a. C. cuyo territorio incluye la zona de Shanghái.

División administrativa:

Shanghái es administrativamente igual a una provincia y está dividida en 18 distritos y un condado. No hay un único distrito central en la ciudad, ya que el centro urbano se extiende a través de varios distritos. Las zonas económicas y de negocios se extienden desde el distrito de Lujiazui hasta la orilla este del río Huangpu, el Bund y todo el Hongqiao, en la orilla oeste del Huangpu. La Cámara Municipal y los grandes centros administrativos están situados en el distrito de Huangpu, que también dispone de área comercial y de la famosa calle comercial Nanjing. Otras importantes zonas comerciales y turísticas son Xintiandi y Huaihai en el distrito de Huangpu, y Xujiahui en el distrito de Xuhui. Muchas universidades de Shanghái se encuentran en zonas residenciales como los distritos de Yangpu y Putuo.

Historia:

Shanghái empezó a cobrar importancia como ciudad durante la Dinastía Han cuando se empezaron a desarrollar la pesca y la industria de la sal. En 1074, durante la Dinastía Song Shanghái fue ascendida de la categoría de aldea (cun) a pueblo comercial (zhen) y en 1172 un segundo rompeolas fue construido para estabilizar la costa del océano complementando el dique existente. En la dinastía Yuan desde 1292 hasta que se convirtió oficialmente en ciudad en 1297, fue considerada un mero distrito (xian) administrado por la prefectura (fu) de Songjiang. En el XII Shanghái era ya un centro importante de la industria del algodón.

A principios del siglo XIX, Shanghái se convirtió en el principal centro industrial y comercial de China debido a su situación estratégica, cercana al río Yangzi, que facilitaba el comercio con Occidente. Al finalizar la Primera Guerra del Opio, en 1842, los británicos exigieron, por medio del Tratado de Nankín, que Shanghái y otros puertos se abrieran al comercio internacional, de manera que varias zonas de la ciudad quedaron bajo «concesiones»: inglesa, francesa y estadounidense. En 1932, Shanghái era la quinta ciudad más grande del mundo y hogar de 70.000 extranjeros.

En 1937, tras la Batalla de Shanghái, la ciudad cayó en manos de los japoneses. Esta ocupación duró hasta 1945. Durante la Segunda Guerra Mundial se convirtió en punto de refugio de miles de europeos.

Con el triunfo de la Revolución China en 1949, muchos de los empresarios extranjeros desplazaron sus negocios a Hong Kong. Sin embargo, Shanghái recuperó su importancia económica con rapidez y hoy en día es uno de los motores industriales de China.

Política:

Shanghái ha sido un centro político crucial de China desde el siglo XX. El 1º Congreso Nacional del Partido Comunista de China se celebró en Shanghái. Además, muchos de los altos funcionarios del gobierno de China en Pekín, son conocidos por haber ascendido en Shanghái en los 80 de una plataforma crítica al radicalismo de la Revolución Cultural, lo que les valió el apodo de «Camarilla de Shanghái» durante los años noventa. Muchos observadores de la política china ven a la más derechista Camarilla de Shanghái como un grupo competidor de la actual administración china encabezada por el presidente Hu Jintao y el primer ministro Wen Jiabao. Los altos cargos de Shanghái, el jefe del partido y el alcalde, siempre han ocupado un lugar destacado a escala nacional. Cuatro secretarios del Comité Municipal del Partido o alcaldes han llegado a tener importantes cargos en el Gobierno Central, incluido el ex presidente Jiang Zemin, el ex primer ministro Zhu Rongji y el actual vicepresidente, Xi Jinping.

Geografía:

Asentado en el Delta del Río Yangtze, costa este de China, Shanghái es aproximadamente equidistante entre Pekín y Hong Kong. La municipalidad entera consta de la península entre el río Yangtze y la bahía de Hangzhou, la isla de Chongming (la 3ª mayor de China) y varias islas pequeñas. Limita al norte y oeste con la provincia de Jiangsu, al sur con Zhejiang y al este con el Mar de China Oriental. El río Huangpu, afluente del Yangtze, divide la ciudad en dos: en su ribera occidental se halla el casco o centro histórico, Puxi, y en la oriental surge el distrito financiero, Pudong.

Shanghái se asienta en una llanura aluvial por lo que la mayoría de sus 6.218 kilómetros cuadrados son terreno llano de 4 metros de elevación media. El punto más alto se encuentra en la isla Dajinshan con 103 metros. Por ello sus nuevos rascacielos necesitan ser construidos con cimientos profundos y fuertes para evitar su hundimiento. La ciudad posee diversos ríos, canales, riachuelos y lagos, siendo conocida por la riqueza del agua del área drenada del Lago Taihu.

Durante los años 50 el gobierno popular levantó, en lo que antiguamente era el hipódromo creado por los británicos, la Plaza del Pueblo y en ella se han instalado edificios emblemáticos como el Ayuntamiento, el Museo de Shanghái o el Gran Teatro de Shanghái. Por otra parte, en Lujiazui, el CBD de Shanghái, se construirán 50 nuevos rascacielos que se sumarán a los 110 ya existentes de aspecto futurista. En dicho distrito se erige actualmente (junio de 2010) el Centro Financiero Internacional Shanghái Hills, que es el edificio más alto de Shanghái, con 101 pisos y 492 metros de alto. El proyecto será finalizado en 2012.

Sin embargo, la conciencia medioambiental está creciendo y la ciudad está invirtiendo en proyectos de recuperación del entorno. Uno de ellos es la limpieza del pequeño río Suzhou que cruza el centro histórico de la ciudad y que se finalizó en 2008. El gobierno también fomenta el uso de autobuses y taxis GLP de bajo consumo, y aunque la contaminación atmosférica es inferior a otras ciudades chinas como Pekín, su rápido desarrollo durante los años 1990 y 2000 la mantienen a un nivel elevado con respecto a otras ciudades del globo en condiciones similares.



Demografía:

El éxito económico de Shanghái ejerce una gran atracción en millones de chinos. Para controlar la afluencia de gente, el gobierno de la ciudad creó un sistema de registro para los residentes con permiso de residencia en Shanghái. La población se ha mantenido estable a pesar de que Shanghái es la ciudad económicamente dominante en China, después de un rápido aumento de población en los años cincuenta y ochenta. A partir de los años noventa, el aumento ha sido más lento.

En 1957 había 6,9 millones de personas en la ciudad, en 2007 hay alrededor de 9,7 millones de habitantes. La densidad de población en la ciudad es de 12.946 habitantes por kilometro cuadrado. En la municipalidad, la densidad de población es de 2903 habitantes por kilómetro cuadrado y en ella hay 18,4 millones de personas. De ellos, 13,7 millones de residentes están registrados con residencia permanente y 4,7 millones de residentes están registrados con residencia temporal.

El crecimiento de la población está siendo impulsado únicamente por la inmigración, debido a que el crecimiento natural de residentes permanentes es muy bajo por la enorme disminución en la natalidad (algo característico hasta la fecha en todas las ciudades en China). La tasa anual de crecimiento de los residentes con permiso de residencia era alrededor de 4% en 1957, este porcentaje cayó rápidamente por debajo del 1% y, finalmente, en 2000, alcanzó un valor negativo: -0,19%. La tasa de crecimiento natural era del -0,14% en 2005, la de natalidad: 6,08 por cada 1000 habitantes, y la de mortalidad: 7,54 por cada 1000 habitantes.

Economía:

La ciudad de Shanghái es el principal centro comercial y financiero de China y uno de los más importantes del mundo. La Bolsa de Shanghái a pesar de no estar totalmente abierta a los inversores extranjeros ya es considerada la segunda más grande del mundo. El desarrollo moderno comenzó con las reformas económicas de 1992, una década después que muchas provincias del Sur, pero desde entonces Shanghái rápidamente superó estas provincias y ha mantenido su papel de centro de negocios en territorio chino. Shanghái también alberga la mayor cuota de mercado en China continental. Es uno de los puertos más activos del mundo, desde 2005 ocupa el primer puesto de los puertos más activos del mundo en términos de carga, manejando un total de 570 millones de toneladas de carga en 2007. Según el tráfico de contenedores, ha superado a Hong Kong para convertirse en el segundo puerto más activo en el mundo, tras Singapur.

Shanghái y Hong Kong rivalizan para ser el centro económico de China, una oficialmente comunista y la otra oficialmente capitalista. Aunque Hong Kong posee un sistema jurídico más fuerte; mejor integración en el mercado internacional; mayor libertad económica y experiencia en servicios y bancos; impuestos inferiores y una moneda plenamente convertible, Shanghái tiene lazos más fuertes con el interior de China, una mejor coordinación con el gobierno central y una mayor base en industria manufacturera y tecnología. Shanghái ha aumentado su papel en las finanzas, banca, y como un importante destino para la sede corporativa, alimentando la demanda de un alto nivel de educación y de trabajo modernizado. La ciudad ha registrado un crecimiento de dos dígitos durante 15 años consecutivos desde 1992. En 2007, el PIB nominal creció al 13,3% (1,2 billones de yuanes) y en 2008 un 9,7% (1,37 billones de yuanes). La Bolsa de Shanghái es la más pujante del mundo con su índice SSE que crecía al 130% en 2006.

Como otras muchas áreas en China, Shanghái vive un boom de la construcción. En Shanghái, la arquitectura moderna se caracteriza por su estilo único, sobre todo en los pisos más altos, con varios restaurantes planta superior que se asemejan a platillos volantes. La mayor parte de edificios de Shanghái que se están construyendo hoy en día son de gran altura. En la actualidad existe una fuerte concentración de urbanistas para desarrollar más «zonas verdes» entre los complejos de apartamentos con el fin de mejorar la calidad de vida para los residentes de Shanghái, bastante de acuerdo con el tema «mejor ciudad-mejor vida» de la Expo 2010.

Las zonas industriales destacadas incluyen Z.D.E.T. Shanghái Hongqiao, Z. de Procesamiento Económico de Exportaciones Jinqiao, Z.D.E.T. Minhang y Z.D. de alta y nueva Tecnología Shanghai Caohejing, véase LISTA DE Z.D.E.T. de Shanghái.

Cultura:

Se distinguen tres etapas fundamentales en la evolución cultural de Shanghái: la anterior a la finalización de la Segunda Guerra Mundial culminada con la llegada al poder del comunismo, la que permaneció bajo la férrea vigilancia del gobierno comunista y la posterior al dominio de éstos.

Antes de la guerra, el esplendor literario fue notable. El escritor Lu Xun abrió el camino de la literatura moderna china durante el tiempo que pasó en Shanghái, influenciando a numerosos autores chinos. Lu Xun cuenta con un museo dedicado a su persona situado en la casa de Shangying Lu, lugar en el que pasó sus últimos años de vida. En la escena cinematográfica, películas como El Embrujo de Sahnghái (1941), de Josef von Sternberg, o La Dama de Shanghái (1948), de ORson Welles, dieron de Shanghái una imagen como de ciudad del vicio. Bajo el dominio comunista, la producción cinematográfica local fue muy escasa, paralela a la del resto del país.

En la actualidad, Shanghái dispone de una amplia oferta cultural en la que destacan la Compañía de Ballet de Shanghái, la Orquesta Sinfónica de Shanghái, la Orquesta Filarmónica de Shanghái y la Shanghai Municipal Performance Company. Los edificios más notables son el Auditorio de Shanghái, el Majestic Theatre y, especialmente, el Gran Teatro de Shanghái, que es el epicentro de la escena musical y teatral de la ciudad. En estos dos últimos edificios suelen representarse óperas tanto tradicionales como modernas, ya que son una de las grandes pasiones de la población de Shanghái.

Shanghái presume de tener importantes museos tales como el Museo de Shanghái, el Museo de Arte o el Museo Municipal de Historia de Shanghái. El primero contiene más de 120 000 piezas históricas chinas expuestas en sus cuatro plantas. Fue inaugurado en 1952 y reconstruido en 1994. Su muestra es enteramente china, representando la cronología de la historia china mediante la cerámica, escultura, pintura o caligrafía. Es uno de los museos más importantes de China. Por otra parte, el Museo Municipal de Historia de Shanghái es el más moderno y caro de la ciudad. Ofrece a sus visitantes un recorrido por la historia de la ciudad mediante el uso de las nuevas tecnologías.

La arquitectura local dispone de un amplio y variado abanico de estilos arquitectónicos. El Bund, situado a la orilla del río Huangpu, contiene una rica colección de edificios de comienzos de diglo XX, otros neoclásicos como el HSBC Building o art deco como la Sassoon House, edificio incluido actualmente en el Peace Hotel. Varias zonas de la antigua concesión extranjera están bien conservadas e incluso, a pesar del rápido crecimiento de la ciudad, el centro histórico aún posee edificios de estilo tradicional como el Jardín Yuyuan. Recientemente, se ha desarrollado una importante cantidad de nuevos estilos arquitectónicos que van de lo excéntrico hasta modernos y futuristas rascacielos. Algunos ejemplos de las nuevas tendencias arquitectónicas son los anteriormente citados Museo de Shanghái o el Gran Teatro de Shanghái.

El único elemento cultural puramente de Shanghái son las shikumen, las casas tradicionales. Cada residencia está conectada y organizada en callejones rectos, conocidos como nòngtang. Este tipo de edificación guarda cierto parecido a las típicas terraced houses y los petit hôtel de los países anglosajones, distinguidas por el alto y pesado muro de ladrillo frontal de cada casa. El nombre shikumen significa, literalmente, ‘puerta de piedra’.

En cuanto a rascacielos, el Shanghái World Financial Center (de 492 metros de altitud) es el rascacielos más grande de China y ocupó la segunda posición en el mundo. La Torre Perla Oriental, uno de los símbolos de Shanghái, mide 468 metros de alto y se encuentra en el centro de la ciudad. Sin embargo, el edificio más espectacular que se está construyendo en Shanghái es el Shanghái Center, también situado en el distrito de Pudong. Medirá 568 metros, constará de 118 plantas y se prevé su finalización para 2010.